Una desaparición casi 30 años atrás en los alrededores de una cantera abandonada en lo más profundo de Maine. Un cadáver cosido a puñaladas recién encontrado. Los resultados forenses atan los dos casos e identifican a Ashley Mandian como la víctima. Pero la evidencia científica choca contra la lógica: el cuerpo no ha envejecido un solo día y las heridas infringidas no tienen más de 24 horas. En 2018, la chica sigue sin cumplir los 14 años que jamás alcanzó en 1991.

Nada encaja excepto que se trata de un caso para la Unidad de Código Imposible, un reducto casi clandestino del FBI que se encarga de investigar cuando ya no queda explicación alguna. Espíritus, ovnis, milagros… La inmensa mayoría de las veces es incompetencia policial. A medio camino entre el recelo y la burla por parte de sus compañeros, Lorraine G. Rider hace tiempo que se pregunta por qué enterró su prometedora carrera en una unidad tan fantasma como lo que se supone que investigan. Quizá porque tuvo que criar a sus dos niños. O porque aún cree que no hay nada imposible. Ni siquiera en un sitio como Maine, donde siempre hace frío y la cultura popular insiste en convertirlo en cuna de fenómenos paranormales. Y ella solo cree en una buena cerveza fría y una caja de donuts.

 

Desaparecida, Muerta, Viva

15,00 € Precio
14,25 €Precio de oferta
  • 978-84-17646-59-2

  • ALEJANDRO MEDINA R.