La codicia es uno de los grandes defectos del ser humano. Si a ello le sumamos una total falta de empatía por los que te rodean, grandes dosis de egoísmo y ganas de putear al personal el resultado que nos daría sería el protagonista de la entrada de hoy. Un personaje que no cae simpático desde el momento en que es presentado a los lectores, quienes le desean que el karma le devuelva todo el mal que ha ido haciendo a lo largo de su vida.

Enciende primero, respira después

6,00 €Precio
  • 9788494706622

  • JAVIER TRESCUADRAS