Para que nosotras llegásemos hasta aquí muchas mujeres dejaron la vida en el camino. Este libro no es más que un reconocimiento a algunas de ellas, desde Safo a Marilyn Monroe, pasando por Sylvia Plath, Alfonsina Storni, Alejandra Pizarnik, María Polydouri, Karin Boye, Marina Tsvietaieva, Antonia Pozzi, Elise Cowen…

El libro se divide en tres partes:

-Un estudio introductorio sobre el suicidio y la creación

-Una introducción a cada autora desde los últimos momentos de su vida

-Cinco poemas de cada una de ellas.

 

La obra literaria en sí comienza con Safo, así que nos da igual: siempre es necesario volver a leer a Safo. Pero antes de leer algunos de sus poemas tenemos tres páginas en prosa en las que, sorprendentemente la leemos a ella, a la propia musa de Lesbos en primera persona, desmintiendo aquella leyenda sobre su suicidio por amor a un hombre. Y precisamente es Safo la que nos da la mejor pista sobre el concepto que subyace tras este libro: Si conseguimos ignorar la incertidumbre sobre ‘qué’ es lo que estamos leyendo y simplemente nos sumergimos en la propuesta, confusa pero muy atractiva, de la autora, vamos leyendo poemas de escritoras que tienen en común el hecho de haberse suicidado. Releeremos con gusto a ‘viejas conocidas’, como PlathStorniTsvietaieva o Pizarnik, y descubriremos con más gusto todavía a otras como Elise CowenAntonia Pozzi o Karin Boye. Antes de los poemas de cada una de ellas, Carmen Moreno nos hace una breve introducción ficcional en la que resalta generalmente las relaciones de cada autora con los hombres (padres, maestros, amantes, maridos…) que las atormentaron. En estas introducciones Moreno se mete en la piel de las propias poetas o da voz algunos de los protagonistas de sus vidas. Y en las últimas páginas del libro descubriremos, quizás con sorpresa, a Marilyn Monroe como poeta, leyendo a la propia Safo y cerrando así el círculo de esta obra. Tras leer Sin habitación propia habremos leído mucha poesía interesante, agrupada con un criterio original (el del suicidio) y habremos disfrutado de la arriesgada apuesta de Carmen Moreno por recrear la voz agonizante o el contexto opresivo de todas las poetas. Sin embargo, es probable que todavía no se haya borrado de nuestra mente parte de la incertidumbre inicial sobre los objetivos y planteamientos de la autora. Al igual que tampoco tendremos muy claro de dónde han salido las traducciones de las autoras no hispanohablantes, pues sólo se citan traductores en algunos de los poemas. Afortunadamente, hoy en día tenemos a ‘San Internet’ para ayudarnos, mostrándonos en algunas de sus webs (como la de la propia autora) que Sin habitación propia era un proyecto personal, de más de cinco años, que pretendía no sólo ser una antología poética, sino también un coro (una única voz, suma de voces) de mujeres que quizás no pudieron gritar en vida sus angustias, pero “a las que nadie pudo arrancarles la lengua”. Un proyecto que ha implicado la traducción, por parte de Carmen Moreno, de obras que no estaban disponibles todavía en castellano y que incluso son difíciles de encontrar en su idioma original. Así como uno de los primeros trabajos en incluir a Marilyn Monroe como poeta. Toda una serie de factores y consideraciones que realzan el valor de este libro.

(Libros Prohibidos)

 

Sin Habitación Propia

15,00 € Precio
14,25 €Precio de oferta
  •  

  •